sábado, 29 de marzo de 2008

observando "El gran masturbador" de Dalí

sábado, 29 de marzo de 2008



Y mientras tenés cara de orgasmo a otra persona le sellan sus labios.

Labios que se abrieron como los tuyos, en esa expresión de ¿alivio?


Le sellan sus labios porque ha muerto. Quedará aquella lámina blancuzca inevitablemente visible.




Qué curioso.




Sus caras se parecen tanto, sus gestos se parecen tanto.


Ah, claro. El orgasmo es una pequeña muerte.


¿Ausencia, liberación?






No sé.


Ojos cerrados, dolor que da placer placer que da dolor, sensación pura, la nada. Pero volvés, por lo menos en este caso volvés.

¿Será así? ¿Se parecerá tanto como planteo?


Sus caras sí, sus caras sí.








martes, 25 de marzo de 2008

desacurrucándose

martes, 25 de marzo de 2008


Levantarse es una buena opción siempre y cuando se nos permita desperezarse. Que la lucha contra las lagañas no sea violenta, más bien una negociación. Tomar conciencia de cada parte del cuerpo, sobre todo de los pulmones: sí, exactamente, respirar hondo.
Mentalizarse que ahora la temperatura es otra, que las texturas de las imágenes son otras, que la densidad del aire es otra. Yo soy otra. Usted es otro. Claro, la realidad es otra.
Ya levantado, con la sangre acomodada y las articulaciones frescas, disfrute un poquito del silencio. El buen día se dice con la mirada, con la sonrisa todavía adormilada. No pronuncie palabra que la lengua es algo vaga y a la mañana suele ser torpe.
En cambio, disfrute de los pequeños sonidos creados por la puerta de la alacena que se abre y se cierra, por el fuego calentando la pava, por el cajón desentrañando las cucharas. En todo el día los oídos no estarán tan relajados.
Y respire. Respire el olor del matecito, el olor de las tostadas, el olor del día a estrenar.

miércoles, 19 de marzo de 2008

no quiero chistar más

miércoles, 19 de marzo de 2008
Se han robado la magia del cine. Nadie quiere decir quién fue. No me importan las consecuencias, voy a denunciarlos.

Son los gorditos pochocleros.

¿Es que hace falta puñados tan grandes de esas cosas insípidas? Coman un chocolatito, unos caramelos… ¡Tantas porquerías inaudibles y ellos quieren pochoclo!

¿Se puede ser tan angurriento como para rascar y rascar y rascar el fondo del paquete con escasas migas? ¿Qué tan rica puede ser el azúcar que queda entre las uñas?

Pero hay algo mucho más inquietante – más inquietante aún que la adopción de costumbres tan tan… - ¿Cómo se puede ser capaz de comer mientras vemos a alguien enamorarse o sufrir o morir o…?

La gente es tan insensible.

Yo no quiero que vuelvan los lentos, me da lo mismo. Quiero que vuelva la magia del cine. Quiero que se vayan los gordos pochocleros.

Por ahora me quedo con una pequeña pantalla y mi recién arreglado DVD.

domingo, 16 de marzo de 2008

inexorable

domingo, 16 de marzo de 2008
Con la punta de la lengua recorría aquella suave superficie. La saboreaba poco a poco introduciendo eso tan especial en su boca. Las sensaciones eran variadas: excitación, angustia, ansiedad.
De repente tomaba distancia para observar; se mordía los labios, cerraba los ojos y volvía a empezar con un ritmo más acelerado.
Las sensaciones aumentaban: excitación, angustia, ansiedad. Como desde un principio supuso, comenzó a llorar (esto le dificultaba la respiración lo cual no facilitaba el final del acto.)
Era el mismo llanto de siempre, silencioso y contenido.
Volvió a tomar distancia, volvió a observar, pero mantuvo su boca abierta. Lo introdujo violentamente hasta el fondo de su garganta. Las sensaciones estaban en su punto cúlmine.
Sin pensarlo (o quizás pensándolo demasiado) presionó el gatillo y todo terminó.

lunes, 10 de marzo de 2008

HHhuUmmOo

lunes, 10 de marzo de 2008
Y me contamino con humo rosado. Arden los ojos, se seca la garganta. El ambiente se ha vuelto extraño. Nos gusta.

Aunque yo no fume me invade el humo rosado. Intoxica la piel, lastima los pulmones. Las sonrisas afloran y quedan pegadas en las paredes. Eso nos alegra.

Siento cada vez más denso este humo rosado. Asfixia y duerme. Mis labios ya no forman aquellas imágenes que se encuentran pegadas en las paredes. Me desmayo.

Y me despierto entre este humo rosado. No sucedió lo que imaginaba. ¿Burla o traición? Debo irme.

viernes, 7 de marzo de 2008

pesar

viernes, 7 de marzo de 2008
Señorita maestra cabello color ciruela.
¿Hacía realmente falta?
Composición tema la vaca y ella nunca tuvo que ordeñar.
Y ella no sabe ordeñar. Se piensa que la vaca hace mu.
Pero ---.
A su pesar y con su pesar.

Sí sí esto es tan solo una descarga…
Ni siquiera sirve para ficcionarla, no por ahora.

jueves, 6 de marzo de 2008

Con agua y detergente

jueves, 6 de marzo de 2008
Soplaba con delicadeza. Del soplido nacía una perfecta burbuja de perfectos colores. Flotaba de increíble manera pero siempre terminaba explotando, contra las paredes, contra el piso, contra el aire mismo que la sostenía. Se podía adivinar cuándo sucedería, la burbuja perdía los colores y se notaba cómo se debilitaba hasta que…

Ella, sentada en su sillita en medio del balcón seguía soplando pacientemente.

La nena soplaba muy despacio, sólo salía una burbuja. Ella quería eso, tan sólo una burbuja. Mientras volaba veía, además de los colores, cómo se deformaban los ventanales, las rejas, su cara. Ni bien veía que descendía, se acostaba sobre el piso de calientes mosaicos rojos y soplaba hacia arriba para que la burbuja no explotara contra él, tenía que hacerlo con cuidado, esa esfera que la hipnotizaba era muy frágil. Pero la burbuja perdía los colores igual.

Volvió a soplar. De pronto observó que se dirigía a la pared blanca pero verde de tantas enredaderas usurpadoras. Inmediatamente fue hasta allí y, otra vez con el mismo cuidado y paciencia, comenzó a soplar. La burbuja no chocó, pero perdió los colores.

Sopló otra vez, en esta oportunidad lo hizo por encima de las grises rejas que la protegían del vacío. Volaba en medio de la nada, flotaba y flotaba. Ella miraba, esperanzada. Su sonrisa se borró, como otras veces.

La burbuja perdió los colores.

miércoles, 5 de marzo de 2008

Nereida

miércoles, 5 de marzo de 2008
Nereida. El resultado de una ecuación inesperada. Acaso deseada. El orden de los factores altera. Alter ego alterado. Tarado.

Nereida. Mira el mar y no sabe. Desconoce que fue una sorpresa, a pesar de ser deseada. Acaso. Y fue por ese quiebre. Aquella alteración. Literal.

Nereida.

domingo, 2 de marzo de 2008

domingo, 2 de marzo de 2008
El todo pesa.
La nada agobia.
La mitad… la mi tad.
Saliste pero no llegás.
Y cuando llegues
Hay más, Hay

importante

Caminás derecho deseando estar en lo correcto. Aunque de vez en cuando se te desvía la mirada, seguís. A veces hasta cerrás los ojos, pero eso no evita que pienses, queridito. No, no. Así y todo seguís sin torcerte ni un milímetro.

¿Te acordás el día que te detuviste? Fue chistoso. Porque el mundo no paró, sólo paraste vos pensando vaya uno a saber qué. Ni vos sabés qué. Quizás te ilusionaste, quizás te arrepentiste. No importa.

Aquel día eso fue lo que descubriste. Que no importa. No les importa. No me importa. Caminá y seguí llorando, seguí desviando la mirada. Como hacés desde aquel día que te detuviste y el mundo no.

basta ya

escrito a partir de "Casa tomada" de Julio Cortázar



No debemos permitir el silencio porque todo se llena de ruidos. Y entonces así . El silencio permite que haya ruidos que nos silencian, para romperlo puedo romper los –quizás- platoscontraelsuelohacenmuchoruidoentoncesnohaysilencio. Lástima a la noche que Irene duerme y sus sueños combinados con el silencio son aterradores, es que no lo rompen al silencio… lo hacen más grande; entonces no duermo como ayer y hoy y mañana y miércoles y sábado que el silencio me ahoga con los sueños de Irene que me aprietan.

Sueños silenciadores cómplices de mi insomnio.

Seguir pensando, seguir pensando. Pensar es ruidoso, los pensamientos ruidosos le ganan –claro- al silencio pero nunca –claro- al los sueños silenciadores.
El silencio permite ruidos extraños escuchar, no son míos, entonces.
Nodebemospermitirelsilencioporquetodosellenade ruidos.
Entonces así.

sábado, 1 de marzo de 2008

tic tac

sábado, 1 de marzo de 2008
y el tiempo no era más
que cerrar y abrir los ojos
una mirada que no puede fijarse en las cosas
resbala, lenta, pasa sin ser tocada.
murciélago

Alada amamanta cansada
cree perder entre ese ser, crecer
y si vivir sin…
oh!
summum.

`tá lento

Y uno se encuentra con esta hoja blanca pero tan blanca. Después en medio de la oscuridad, que puede ser de muchos colores menos blanca, surge todo lo que querías que surgiera. Hasta que llegás a este punto y te acordás que alguien –y parecía en serio- decía “tenés talento” ¿Se fue? ¿Se escapó? Lo ofendí, eso seguro.
No hay duda.
Será que hay que ir en su búsqueda ¡Ahí está! Tengo que escribir sobre alguien que –literalmente- está buscando su talento perdido. Ëse es el conflicto. El talento anda por ahí, ¡pidiendo monedas! Como el personaje es muy egoísta no ve que está frente suyo todo sucio y con hambre. Algo bien absurdo.
Qué idea de mierda.
Cuando el talento se va está bien claro que no vuelve. Cuando el talento se va, parece una poesía. Cuando el talento se va. No. Claro no. Es que me recuerda a la canción. Cuando un amigo se va. Y de amigo, amigo amigo, no tiene nada. El talento es más bien un jodido. Tal cual, esos que pensás que es un amigo pero no. Porque te hace ver las cosas fáciles, claro porque tenés talento, y cuando la cosa se complica chau, desaparece. Aunque uno no pierde las esperanzas y piensa: “pero yo tengo talento.” Ah! Mirá ¿y entonces qué pasa que se te hace tan complicado?
Porque se fue al carajo y te dejó en ruinas. Simple.
Un tipo arruinado. A ver. Un tipo que era muy importante, talentoso obvio. Una mina le hace un gualicho o algo así (averiguar cómo se escribe gualicho, ver macumba). Entonces le chupa el talento y se lo queda ella. Bien fantasioso. La mina sube y sube, el tipo en algún momento se da cuenta de que tiene su talento y.
No me gusta. No sé, no sé. Medio pelotuda esta historia.
Esto va mal. Esto está muy lento. Lento. Está lento. Estálento. Es talento. `ta lento. `talento. Y sí, para variar me agarra esa cosa facilista de escribir juntando palabras, escritura automática y no llego a nada, ningún conflicto ni personajes. Nada. Palabrerío. Me hago el vanguardista. Puto palabrerío. Puterío. Un vanguardista en un puterío. Conoce a una puta. Pero la puta resulta ser…no no no ya está.
Y me cago en Satanás.

estructurada contractura

aburrimiento.mediocridad.orden.ordinario
aburrimiento.orden.ordinario.mediocridad
orden.ordinario.mediocridad.aburrimiento
ordinario.mediocridad.orden.aburrimiento
ordinario.orden.aburrimiento.mediocridad

¿cómo puedo romper el orden?

cómo el puedo
puedo como el
romper puedo romper
el romper cómo
orden orden orden

basta

Quiero realmente romper este orden de mierda, esta estructura, esta guarda de barquitos donde ya sabés que el barquito de al lado es igual y el anterior y el siguiente y el último y el primero y miles de etc.

Mientras más trato menos lo logro. Será quizás porque lo hago en cosas básicas, tendré que hacer algo radical. Tengo.

La culpa la tiene esa decisión maldita. La de antes. La de después.

quizás

quizás, tal vez
recuerde

quizás, tal vez
espere

quizás
tal vez

incluso puede que
quiera

quizás, tal vez
pueda

quizás, tal vez
recuerde

quizás
tal vez

el pronombre personal
coincida
 
palabras huracanadas © 2008. Design by Pocket